Constituir, formar o crear una empresa en Alemania

Nuestro equipo se encarga de gestionar los procedimientos de incorporación en todas las jurisdicciones de Europa, América, el Pacífico y África. Nos dedicamos a constituir y administrar compañías locales y extranjeras para dar soporte a transacciones corporativas fronterizas y estrategias.

Las ventajas de las empresas extranjeras se encuentran principalmente en el secreto de la propiedad, no en la imposición, amplias posibilidades para nuevas inversiones. Una empresa offshore puede utilizarse para comerciar con bienes y servicios, las inversiones en valores, negocio en línea, servicios de transacciones financieras.

El entorno económico internacional en la actualidad se caracteriza cada vez más por su dinamismo y globalización.

Un punto de vista importante a tener en cuenta a la hora de crear una empresa en el extranjero y de escoger entre las distintas maneras de hacerlo es la fiscalidad. Lo primero que debemos de reflejar en este tema es que, como es obvio, nuestro negocio estará sujeto a la legislación fiscal del país en el que operemos. Es muy importante, por lo tanto, que comprobemos antes de establecernos en otro país, cual es la fiscalidad del mismo y a que obligaciones estaremos sujetos en ese territorio.

Nuestro equipo se encarga de gestionar los procedimientos de incorporación en todas las jurisdicciones de Europa, América, el Pacífico y África para para crear su empresa en el extranjero. Nos dedicamos a constituir y administrar compañías locales y extranjeras para dar soporte a transacciones corporativas fronterizas y estrategias.

Un aspecto a considerar, también muy importante, es si ese país y España tienen firmado un acuerdo para impedir la doble imposición. Estos convenios tienen por objetivo evitar que una persona o entidad que obtiene un beneficio por su actividad en el extranjero y que paga los consiguientes impuestos allí, vuelva a pagar impuestos en España por el mismo concepto una vez que repatría el capital obtenido. Actualmente España tiene múltiples convenios firmados con una gran parte de países que evitarían esa doble imposición.

Los dividendos estarían exentos de tributación por parte de la empresa matriz siempre que se cumplan una serie de condicionantes:

  • Que el porcentaje de participación, directa o indirecta, en el capital o en los fondos propios de la entidad no residente sea, al menos, del 5 %.
  • Que el país de origen de este dividendo tenga firmado con España un convenio para evitar la doble imposición. Si no fuera así, la entidad participada debe haber tributado por un impuesto equivalente al nuestro Impuesto de Sociedades..

Otro punto a tener en cuenta para crear una empresa en el extranjero es que una de las cuestiones que más inspecciones fiscales suelen originar son las relaciones entre empresas matriz y filiales extranjeras, sobre todo en lo referente a los precios de transferencia.

Para evitar el trasvase de fondos entre entidades o la posibilidad de buscar una menor tributación en base a la emisión de facturas de una empresa a otra, las autoridades suelen comprobar las operaciones entre empresas vinculadas y que éstas se adapten a los precios de mercado, asegurándose de que no se incluye un sobre coste o un precio menor con la intención de equilibrar balances artificialmente, financiar de forma encubierta o, directamente, tributar de manera irregular.

Entender el mercado en un contexto global se ha convertido en un elemento de éxito para cualquier negocio. Comprender que las posibilidades de exportar e importar se encuentran mas cerca de lo que se imagina, y que la conexión con el mundo en términos económicos está a un clic, es fundamental para sobrevivir en el espíritu competitivo del libre mercado y nosotros le podemos asesorar y apoyar a cada paso en el proceso de internacionalización de su negocio.